¿Cómo se restaura un mueble antiguo?

¿Has heredado un mueble antiguo de tu abuela?, ¿O tienes un mueble y el paso del tiempo ya se nota en él?  En estos casos, es posible que quieras renovar tu mueble para así recuperarlo y mejorar la estética de tus espacios.

Pasos para restaurar tu mueble antiguo

Si eres una persona que disfruta a la hora de realizar este tipo de trabajos de bricolaje, entonces este artículo es el indicado para ti, ya que te diremos paso a paso cómo restaurar tu mueble antiguo. Los armarios, las mesas, las sillas o las estanterías te permitirán organizar mejor tu hogar, sentarte cuando vas a comer o colocar elementos decorativos que mejoren la estética del entorno.

Sin embargo, el paso del tiempo, los golpes o el poco mantenimiento, terminará afectado su estética exterior.

Si quieres mejorar y recuperar tu mueble antiguo, debes seguir los siguientes pasos:

Limpieza

Lo primero que debes hacer es limpiar a profundidad tu mueble antiguo, dado que no bastará solo un paño humedecido con jabón neutro y agua. Utiliza un cepillo de dientes de cerdas duras, pásalo por las esquilas y las molduras, acompañado de un disolvente.

Lo siguiente es quitar la pintura o el barniz de su superficie, en estos casos se recomienda utilizar un decapante con una brocha. Después de aplicarlo, deberás pasar una espátula para retirar el barniz y la pintura de tu mueble.

Es posible que debas aplicar varias veces el decapante para eliminar el acabado, luego usa un trapo con disolvente para limpiar el mueble. Para finalizar, pasa una lija fina por todas las partes de la pieza.

Elimina la carcoma

  • La carcoma es muy fácil de ver en un mueble, se tratan de esos pequeños agujeros que se forman en su superficie. Si vas a restaurar tu mueble antiguo, es importante eliminar las carcomas para conseguir el mejor resultado.
  • Para ello puedes usar los productos anticarcoma con una brocha en los diferentes huecos que tenga, luego envuélvelo en plástico, el cual deberás cambiar cada dos días, por unos cuatro días seguidos, de esta manera el producto hará efecto.

Arregla los golpes

  • Existen varios métodos sencillos para arreglar los golpes de los muebles antiguos. Una es colocando un trapo mojado con agua o leche caliente sobre las hendiduras menos pronunciadas, debes dejarlo actuar por varias horas.
  • Otra forma es utilizar masilla o cera natural para cubrir las fisuras o arañazos. Cuando apliques estos productos, pasa una lija por la superficie. Repite el proceso las veces necesarias hasta reparar la fisura. Después utiliza óleos con tonos de madera para recuperar el color original.

Repara los cajones y puertas

  • Lo siguiente que debes hacer es reparar las puertas colgadas y los cajones que tengan problemas cuando los abres y cierras. Si la puerta está colgada, cambia las bisagras por otras más grandes y que combine con el mueble.
  • Mientras que con los cajones, puedes utilizar jabón en las guías para que se deslicen de forma óptima o bien lijar los laterales para que entre y salga mejor.

Restaura las cerraduras y herrajes

  • También es importante que arregles los herrajes de tus muebles, si son de bronce usa agua y jabón, para el resto de herrajes metálicos, puedes usar un cepillo de cerdas suaves, mojado con vinagre o gaseosa de cola.
  • Restaura las cerraduras con aceite y un cepillo metálico de cerdas suaves, de esta manera estarán en las mejores condiciones.

Lava la tapicería

  • Si la tela del mueble está manchada, sucia o muy vieja, es recomendable que la mandes a lavar en una tintorería, donde disponen de productos y equipos profesionales para una limpieza profunda. Retirarla del mueble es sencillo, al igual que graparla después con una grapadora especial, por lo que no tendrás problemas en esta parte.
  • Pero si la tapicería original ya no sirve, puedes usar una nueva tela guiándote de la tela vieja para así renovar el mueble.

Barniz y cera

  • Ahora viene el momento de barnizar y encerar el mueble antiguo. Cuando coloques el barniz, debes esperar a que seque durante 24h, después lija el mueble, retira el polvo y aplica otra capa de barniz.
  • Usando un algodón, aplica cera incolora para conseguir un acabado más natural.

Tiñe el mueble

  • Es recomendable teñir el mueble antiguo, ya sea que haya perdido el color o quieras renovarlo en su totalidad para combinarlo con la decoración del entorno. Debes lijarlos, limpiarlos y aplicar el tinte con una broca suave las veces necesarias hasta conseguir el tono que quieres.

Washi Tape

Con todos los pasos descritos anteriormente, renovarás tu mueble antiguo, pero si quieres personalizarlo aún más, los productos, como el Washi Tape y el papel pintado, te ayudarán a renovar su diseño.

El Washi Tape es una cinta de papel que puedes adherir en los muebles para mejorar su decoración, las consigues en varios colores y estampados, esto facilitará la restauración del mueble antiguo. Son muchas las formas de utilizar este producto, ya sea forrando solo los cajones, los laterales o el interior del mueble.

Deberás utilizar un pegamento potente para conseguir que se quede pegado, así disfrutarás de un mueble totalmente nuevo. Restaurar tú mismo un mueble puede ser un trabajo sencillo, solo deberás dedicarle tiempo y un poco de esfuerzo para renovarlo, alargado su vida útil y su estética.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *