¿Cómo montar un castillo hinchable?

Aunque hoy en día es posible encontrar una gran variedad de modelos cuando se trata de castillos hinchables, lo cierto es que normalmente todos ellos suelen montarse de la misma manera.

Por lo que independientemente del inflable que tengas, el proceso de instalación que estaremos explicándote a lo largo de este post te ayudará a saber cómo montar un castillo hinchable con facilidad, además te hablamos sobre algunos aspectos que debes considerar al momento de hacerlo. Aunque siempre recomendamos, que si no crees que puedas ser capaz de llevarlo a cabo, contactes con expertos del alquiler de castillos hinchables.

Aspectos a tomar en consideración al momento de instalar un inflable

Al momento de montar un castillo hinchable, existen diversos aspectos que debes tomar en cuenta, como por ejemplo, los siguientes:

1.       Elementos

Para inflar un castillo tendrás que contar con un soplador de aire, al igual que con varias estacas (o bolsas de arena) que permitan lograr que el inflable se ancle al suelo; de igual modo, resulta apropiado que uses alguna lona con el fin de cubrir el terreno sobre el cual colocar el castillo.

En el mercado existen numerosos modelos de hinchables que suelen incluir dichos elementos, por lo que al momento de comprarlos conviene que prestes atención a las especificaciones del fabricante a fin de saber si se incluyen dentro del precio, o si debes adquirirlos por separado.

2.       Ubicación

Debes asegurarte de instalar el inflable en algún espacio plano, y que se encuentre lo suficientemente lejos tanto de las líneas eléctricas como de los árboles.

Asimismo, debes cerciorarte que no exista suciedad, cables, escombros, piedras o algún otro tipo de objetos que pudieran llegar a dañar el castillo hinchable.

De la misma forma, tendrás que comprobar las medidas del inflable, y asegurarte que el lugar en el que deseas montarlo cuenta con suficiente espacio.

Además, a fin de conseguir una mayor seguridad, resulta recomendable que te cerciores de dejar un poco de espacio libre alrededor del castillo, ya que debido al movimiento en su interior podría llegar a desplazarse, y así podrás tener la certeza que no se golpeara con ningún otro objeto.

En caso de usar estacas que te ayuden a anclarlo, lo mejor es que recuerdes que lo más conveniente será colocarlo dentro de algún espacio ajardinado o con terreno de tierra, donde las piquetas puedan quedar completamente incrustadas.

3.       Condiciones meteorológicas

Si deseas montar el castillo inflable en espacios exteriores, tendrás que asegurarte de verificar el estado del tiempo; ten en cuenta que estos hinchables suelen ser estructuras que pueden llegar a ser muy afectadas por el viento, debido a que el mismo podría hacer que se desplace o incluso llegar a volcarlos.

De modo que durante los días con mucho viento o lluvia, lo mejor será evitar montarlo para así evitar correr riesgos innecesarios.

Pasos para montar los castillos inflables

Montar un castillo hinchable podría llegar a ser una tarea bastante simple si sabes de qué forma hacerlo; por eso, a continuación te damos los pasos que debes seguir para hacerlo de forma sencilla y correcta:

Extiende la lona

Después de escoger el espacio apropiado en el cual colocar el castillo, lo primero que debes hacer será extender la lona sobre la cual se apoyará alrededor del suelo.

Despliega el castillo

Después, ubica el castillo hinchable doblado encima de la lona para después desplegarlo totalmente.

Además, para cerciorarte que el aire pueda fluir a través de su interior sin problemas, deberás comprobar que no existe ningún pliegue, y que toda la estructura del inflable se encuentra lo más lisa posible.

Conecta el soplador de aire

Una vez desplegado el inflable, conecta el soplador de aire directamente en el conducto de inflado (el cual normalmente se encuentra en la parte trasera cuando se trata de castillos hinchables grandes).

Debes cerciorarte de fijar bien ambas partes para impedir cualquier posible fuga de aire; y si bien suele ser común que el propio tubo de inflado cuente con un mecanismo de sujeción, lo cierto es que también podrías usar alguna cuerda o brida que ayude a sujetarlo.

Además, existen inflables que poseen igualmente un conducto para desinflarlos, por lo que si tu castillo lo incluye deberás cerrarlo para impedir que el aire se escape.

Infla el castillo

Debes revisar que el cable encargado de la alimentación eléctrica del ventilador cuente con suficiente extensión para evitar que pueda quedar rígido, porque de lo contrario es posible que se desconecte debido a los movimientos generados por los saltos. Asimismo, tienes que cerciorarte que el cable no quede dentro del área de paso, de modo que ninguna persona lo tropiece.

Después podrás encender el soplador de aire e inflar el castillo; en los inflables pequeños solo se necesita un par de minutos, mientras que los grandes no suelen tardar más de cinco.

Fija el inflable

Si montaste el inflable en algún un jardín o espacio con tierra, lo mejor será que uses estacas al momento de anclarlo, las cuales podrás clavar usando un martillo, pero si son estacas de plástico, lo mejor será utilizar un martillo de goma.

Sin embargo, al colocarlo sobre una superficie en la que no se pueden clavar estacas, lo más conveniente será que utilices sacos de arena.

Revisa el hinchable

Finalmente, antes de usar el castillo hinchable es importante que lleves a cabo una inspección a fin de garantizar que el mismo se encuentra correctamente anclado en el suelo, y no presenta ninguna fuga de aire.

Este será el último paso que deberás realizar al montar un castillo hinchable.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.