Consejos para hacer teletrabajo en tiempos de COVID-19

Con los años, el teletrabajo se ha vuelto cada vez más común, ya sea con el propósito de ahorrar gastos en cuanto al transporte o para garantizar el éxito. Sin embargo, en la actualidad, debido a la situación del mundo entero a causa del Covid-19, son muchas las personas a las que les ha tomado por sorpresa tener que trabajar desde casa.

Si tú eres una de ellas y quieres cumplir con tus responsabilidades laborares de la manera más eficiente; pon en práctica los consejos para hacer teletrabajo que a continuación te dejamos.

Habilita un lugar en tu casa como espacio de trabajo

teletrabajoTener un lugar en casa que utilices para trabajar, garantizará en gran medida tu éxito laboral.

Cuando estamos en casa, es más fácil que las distracciones interrumpan tu trabajo y te desconcentren; pero, si creas un ambiente solo para ti será mucho más fácil rendir laboralmente.

Si no tienes un espacio que puedas convertir en una oficina, podrías instalarte en el lugar que creas más conveniente para tu actividad. Puede ser tu habitación, cocina, el jardín o cualquier otro.

Sin importar el lugar que escojas, te recomendamos que el espacio conste de por lo menos tres cosas; orden, que esté ambientado como a ti te gusta y que sea especialmente cómodo para que te agotes menos.

Evita a toda costa el desorden, pues este te puede poner de mal humor al no encontrar las cosas que necesitas.

Vístete como si fueras a la oficina

Vestirte como si fueras a la oficina no es un simple capricho, en realidad es muy provechoso, porque al hacerlo, es como si te cambias el chip y tu cerebro comprende que ha llegado el momento de cumplir con las actividades laborares. Por eso, no tomes este consejo como uno sin importancia.

No es necesario que te cambies el look completamente. Puedes usar un atuendo algo casual y no tan formal como el de ir a la oficina. En realidad, el objetivo es que te cambies la ropa de casa por una que usarías para salir de ella.

Por cierto, es bueno que no solo te cambies la parte superior de la vestimenta con la excusa de que es lo único que será visible en la webcam. Lo mejor es que te cambies el atuendo por completo, pues a hacerlo será mucho más fácil que te concentres y comprendas que aunque estás en casa, estás en horas de trabajo.

Trabaja en el mismo horario que lo harías en la oficina

Sigue tu horario de trabajo tal cual como si estuvieras laborando en tu oficina, así evitarás extender tus labores hasta altas horas de la noche, cuando en realidad puedes hacerlo en el mismo tiempo que lo haces comúnmente en tu lugar de trabajo.

Esta es una de las claves para que disfrutes de tus responsabilidades y evitar que termines completamente agotado.

Hacer esto tiene otra ventaja, estarás trabajando al mismo tiempo que lo hacen tus compañeros, de esta manera no te sentirás solo sino que sabrás que todos están abocados a la misma actividad. Así puedes consultar dudas con los demás y se garantiza el éxito del trabajo en equipo.

No permitas que te distraigan las redes sociales

ruido redes socialesDe evitar las redes sociales o no, dependerá en gran medida tu rendimiento en el trabajo.

En la oficina puede ser fácil resistir la tentación de echarle un vistazo a tus perfiles sociales porque sabes que por ahí está tu jefe y puede descubrirte. Pero, en casa es sumamente difícil evitar esto porque no tienes a nadie que te vigile.

Por eso, es necesario que seas disciplinado y honesto contigo mismo. A menos que tu trabajo sea monitorear las redes sociales, no entres en ellas mientras estás en horario laboral.

Haz buen uso del tiempo

Seguro que has escuchado la expresión “el tiempo vale oro”, y qué ciertas son esas palabras cuando de rendir en el trabajo se trata.

Teniendo esto en mente, te sugerimos que antes de empezar tu jornada laboral, tengas claro los objetivos que debes alcanzar; así será más difícil que otras cosas te roben el tiempo que sabes que debes dedicar a cierto trabajo.

Trata de terminar tareas completas y de resistir la tentación de hacerlas por plazos si no es necesario. Además, pensar en las cosas que puedes hacer con el tiempo que te ahorres al dedicarte y concentrarte como lo requiere tu trabajo, te ayudará a ser diligente a la hora de realizarlo.

No olvides sacar tiempo para descansar

Uno de los riesgos del teletrabajo es perder el equilibrio. Es por ello, que es necesario que apartes unos minutos para despejar la mente y así bajarán las probabilidades de que termines exhausto después de tu jornada de trabajo.

Recuerda que si el descanso es necesario cuando estás en la oficina, también lo es cuando trabajas desde casa. Eso sí, debes resistir la tentación de alargar los minutos que previamente has dispuesto para el mismo.

Leer el periódico o tomar una taza de café son buenas maneras de despejar un poco la mente, así no sentirás que tus horas de trabajo se hacen eternas. Igualmente, al descansar la mente podrás rendir mucho más de lo que imaginas.

No olvides ser disciplinado; esto te ayudará a empezar y terminar tu descanso a la hora que previamente has establecido.

Evita que tu familia te robe el tiempo que es de trabajo

no molestar letreroSuena muy fácil pero en realidad llevarlo a la práctica es un completo desafío, en especial en las circunstancias actuales en las que debido al confinamiento los niños y todos los miembros de la familia se encuentran en la casa.

Por eso, a continuación te mostraremos algunas sugerencias que pueden serte de mucha ayuda.

Empieza por reunir a la familia y explicarles que el tiempo en el que estés cumpliendo obligaciones del trabajo no podrás estar disponible a menos que sea una emergencia, debido a que si te distraen tu rendimiento laboral disminuirá.

En cuanto a los pequeños de la casa, a los que en ocasiones les cuenta entender esto, podrías mantenerlos ocupados en otras cosas.

Por ejemplo, puedes colocarles alguna de sus películas favoritas o dejarlos que se distraigan en la consola de videojuegos. Incluso podrías asignarles tareas escolares para que las realicen mientras tú estás trabajando. De esta manera, ellos se mantendrán ocupados y habrá menos probabilidades de que te distraigan.

Colocar un cartel de “No molestar” en el espacio que estás usando como oficina, no está de más, eso servirá como recordatorio para los miembros de tu familia de lo que previamente le has explicado del tiempo que necesitas para trabajar.

Recuerda siempre que si realizas tus obligaciones laborares con rapidez y eficacia, podrás dedicar a toda tu familia tiempo de calidad como lo merecen.

Todos estos consejos para hacer teletrabajo son prácticos y sencillos, así que si los aplicas podrás rendir al máximo al cumplir con tus obligaciones laborales.

Por eso, esfuérzate, sé disciplinado, responsable, cumple tu trabajo con la mejor calidad posible y disfruta de tu éxito laboral incluso en los días de confinamiento.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *